THE BROTHERS, LA MÚSCA SIGUE ABRIENDO LOS CAMINOS...

ALEXIS TRIANA

Por ALEXIS TRIANA

2021-09-29T07:00:00.0000000Z

2021-09-29T07:00:00.0000000Z

Exclusivas Latinoamericanas

https://revistasexcelencias.pressreader.com/article/282480006951884

DOMINICANA

THE BROTHERS, LA MÚSCA SIGUE ABRIENDO LOS CAMINOS... La música contemporánea cubana se escuchó desde Michigan, Estados Unidos, cuando el cubano Aldo López-gavilán tocó “Emporium”, su primer concierto para piano y orquesta en el programa Noches Hispania, bajo la batuta del director norteamericano Scott Speck, trasmitido de manera virtual directamente desde el escenario del Frauenthal, sede de la West Michigan Sinfhony. La creciente gira de Aldo López-gavilán partió por Detroit, en un concierto con público más híbrido al extenderse en trasmisión por redes, y tuvo como próximo objetivo el Festival de Napo en julio, en un importante anfiteatro al aire libre con una sinfónica old star compuesta por grandes instrumentistas estadounidenses -que se reúnen solo por la ocasión- y que fue un éxito rotundo; y prosiguió por otras ciudades norteamericanas con recitales a piano, y otras en conciertos con el Harlem Quartet, que dirige su hermano, el violinista Ilmar López-gavilán. Ambos relevantes músicos acaban de ganar el Premio de Música Instrumental en el Festival Cubadisco 2020-21 con el álbum “Hermanos Gavilán” (Brothers)”, el que fuera grabado en un estudio independiente en Nueva York en el 2019, mientras filmaban el documental “Los Hermanos / The Brothers”. Sobre el relevante Premio, Aldito, como le llaman en la Isla, escribió en su cuenta personal de Facebook: “Supercontentos Ilmar Gavilán y yo de haber sido premiados en este Festival Cubadisco 2021... Muchísimas gracias a todos los que ayudaron e hicieron posible grabar este álbum que es y será siempre tan preciado para nosotros”. Y declaró en vivo a la televisión cubana: “estamos muy orgullosos y agradecidos de que nos hayan reconocido nuestro primer disco como dúo de piano y violín. Como saben, Ilmar y yo tenemos nuestras carreras por separado, bien amplias, al igual que nuestras discografías. Y no habíamos podido tener la oportunidad de grabar juntos un disco, con obra mía y sus arreglos musicales. Así que celebramos doble este premio.” A su vez, afirmó que quería “felicitar a todos sus colegas que obtuvieron premios en el Cubadisco, en especial a Gastón y a Rolandito Luna, por el Gran Premio compartido”. No parece menor el éxito de “Two Brothers”, el documental norteamericano de ochenta minutos, dirigido por los realizadores Marcial Jarmel y Ken Schneider, y que se ha ido estre nando casi a la par de esta gira, después de casi cinco años de filmación en los conciertos de ambos. Fue exhibido el 14 de mayo en salas reales de cine de Los Ángeles, San Francisco, Washington, Miami, entre otras ciudades, además de estar disponible en streaming para Canadá; y ya es ganador de dos premios en Estados Unidos, exhibido en doce festivales internacionales de cine, incluyendo la pantalla del Festival del Nuevo Cine Latinoamericano en La Habana, y la cadena PBS con alcance global presentado desde el prestigioso Carnegie Hall. El anuncio en The Washington Post asegura que “The Brothers”, según Film Treeat, “la banda sonora por sí sola hace que valga la pena verla”, y suscribe que los realizadores “nos muestran cómo la excepcionalidad y el aislamiento estadounidense nos niegan los dones del arte que provienen de ser un participante comprometido con el mundo”. La agencia AP reportaba este 17 de mayo que, aún “sin profundizar en el tema político, el documental muestra como esas restricciones afectaron a la familia de los hermanos, manteniéndolos separados y alejados de sus sueños musicales conjuntos durante años”. En tanto, The New York Times lo califica de “Conmovedor documental”, en su edición del 13 de mayo bajo la firma de Ben Keningsberg, y afirma que las colaboraciones musicales son electrizantes, en especial destaca a Joshua Bell interpretando la música de Aldito López-gavilán. Para no variar, El Nuevo Herald de Miami satanizó la cinta y advirtió que el documental “…pertenece a una filmografía que pudiera estar animada de buenas intenciones culturales, pero que no tarda en mostrar su verdadera narrativa política.” Parece molestar la declaración del pianista Aldo López - Gavilán de que “el cubano asume las dificultades con buen humor y lo que en otro país pudiera ser un contratiempo, en Cuba se convierte en una conga, fiesta o chiste.” Más objetiva seguía pareciendo Gisela Salomón en el despacho de la Agencia AP, quien concluye: “… pero más allá de esas diferencias, muestra también que cada uno logra superarse como músico, independientemente del lugar en el que vive. Ese es el mensaje que los directores estadounidenses querían enviar: la capacidad de la música de superar obstáculos y de conectar a la gente.

es-cu