MOTO GUZZI HISPANIA 65

EL «LANGOSTINO», COMO SE APODABA A LA MOTO GUZZI HISPANIA 65, SE PRODUJO EN ESPAÑA, ENTRE 1949 Y 1963, Y FUE UN GRAN ÉXITO COMERCIAL DE POSTGUERRA

Por Willy Hierro Allen

2022-07-22T07:00:00.0000000Z

2022-07-22T07:00:00.0000000Z

Exclusivas Latinoamericanas

https://revistasexcelencias.pressreader.com/article/282415583022211

CLÁSICA

El judío Óscar Ravá, en los años 30, era uno de los colaboradores de Don Vincenzo Lancia. Al morir el creador de la marca Lancia, lo hacen director comercial, pero su condición de judío hace que emigre de la Italia fascista hacia España en 1938, donde se convierte en concesionario de camiones y autos Lancia y crea, en 1942, Motorhispania, empresa dedicada a la venta y reparación de vehículos a motor. Sin embargo, la crisis económica en la España de postguerra, hace que se incline por vehículos más simples y baratos para sobrevivir en el mercado. De ahí surge su vínculo con Giorgio Guzzi, hijo del fundador de la Sociedad Anónima Moto Guzzi (1921), para fundar él Moto Guzzi Hispania, en 1948. El proyecto de Óscar Ravá era producir motos económicas en España, bajo la licencia de Moto Guzzi SpA. Así fue que nació, en 1949, la exitosa Moto Guzzi Hispania 65, el «Langostino». Esta moto era ligera, ágil en el tráfico, de poco consumo de combustible y muy barata: menos de 10 000 pesetas de esa época. Y además, se vendía «a plazos» por 447,50 pesetas mensuales. Es por todo ello que tiene un éxito inmediato. Se pensaba fabricar unas mil unidades el primer año; sin embargo, se hicieron más de 5000. Así Motorhispania se convertiría en uno de los fabricantes de motocicletas más importantes de España. Y el «Langostino», en una leyenda. Contra lo que se pueda pensar, Motorhispania no montó su propia fábrica en España, todas la producciones se realizaban en talleres auxiliares, pero eso sí, en firmas de gran prestigio y probada calidad. Así, los motores eran hechos por Elizalde/Industrias Subsidiarias de Aviación, al tiempo que las carrocerías por Bicicletas Rabasa/Estampaciones Metálicas Tió. La permanente estabilidad calidad/precio de la Moto Guzzi Hispania 65, se impuso en el mercado español de las dos ruedas, hasta alcanzar el primer lugar en el ranking de ventas. Su fiabilidad fue una de las principales cartas de triunfo de esta pequeña moto utilitaria, de la cual se llegaron a fabricar, en España, más de 100 000 unidades. El origen de una leyenda Ya finalizada de II Guerra Mundial, en la Italia devastada de postguerra, la firma Moto Guzzi SpA, crea el modelo “Guzzino 65”. Era una moto ligera, con motor de 65 cc, de dos tiempos, con tres velocidades y de mecánica sencilla. Fue diseñada por Antonio Micucci, solo pesa 45 kg y era muy fácil de utilizar, por lo cual se convirtió rápidamente en un medio de transporte muy popular para ir y venir del trabajo, usado por gran parte de la población de Europa. La primera Guzzi 65 salió de la fábrica, en Mandello del Lario, localidad de la provincia de Lecco (a orillas del Lago Como), Italia, allá por 1946. En tan solo tres años, se produjeron 50 000 unidades. Como una “moto ligera” (la categoría menor de 100 cc), no requería Permiso de Conducir y se mantuvo al frente de las ventas en Europa durante casi diez años. Se comercializaron unos 72 000 Guzzinos o Guzzi 65, fabricados en Italia. La producción de Guzzinos se detuvo, en Italia, en 1954, pero continuó en España, donde se sumarían casi 30 000 más Guzzinos-Langostinos o Guzzi 65. Pero a inicios de los años 60, cambió el Código de Circulación en España y el «Langostino» fue condenado a muerte. Apareció la categoría de ciclomotores (hasta 49 cc) cubicaje para el que no era necesario el Permiso de Conducir. Sin embargo, para motos mayores de 50 cc, como el «Langostino» (65 cc), sí se requería. Para 1962, las ventas de la Moto Guzzi Hispania 65, se redujeron a la mitad y, al año siguiente, la producción se detuvo en España. Hubo intentos: se redujo el cubicaje del motor a 49 cc, inclusive se le puso los pedales obligatorios, pero ya nada era igual y el «Langostino» se murió tras 14 años moviendo españoles sobre dos ruedas.

es-cu