Li Shufu, el «Henry Ford» chino, y Geely

GEELY FUE FUNDADA POR LI SHUFU EN 1986. HOY ESTA MARCA DE AUTOS CHINA ES PROPIETARIA O ACCIONISTA PRINCIPAL DE VOLVO, LOTUS, SMART, MERCEDES-BENZ, LONDON EV, PROTON, LYNK & CO. Y POLESTAR

Por Willy Hierro Allen

2022-09-26T07:00:00.0000000Z

2022-09-26T07:00:00.0000000Z

Exclusivas Latinoamericanas

https://revistasexcelencias.pressreader.com/article/282823605058397

CRÓNICA

Li Shufu nació en 1963, hijo de un agricultor de una aldea cercana a la ciudad de Taizhou, en la provincia de Zhejiang, al sur de Shanghái. En una entrevista a la revista Forbes, Li contó: «no podíamos comprar juguetes y yo nunca imaginé que podría hacer un auto de verdad». Pero Li Shufu tenía el gen de emprendedor. Li fue parte de la camada de futuros empresarios chinos que creció bajo el riguroso régimen de Mao Zedong, aquellos que supieron aprovechar todas las oportunidades que se presentaron con la apertura al mundo, iniciada por el nuevo líder Deng Xiaoping, allá por la década de los años 80 del siglo pasado. Salió de la aldea en bicicleta con una cámara fotográfica para tomar fotos a turistas en la ciudad y así montó su primer negocio. Estudió ingeniería en la universidad y, con un préstamo de su padre, creó una empresa para la fabricación de refrigeradores y aires acondicionados, en 1986. ¿Y de qué marca eran esos equipos fabricados por Li? GEELY, vocablo que en idioma mandarín significa «afortunado». Li Shufu con Geely Para 1994, fabricaba motocicletas y scooter. Cinco años después, en 1999, inició la producción de automóviles. Y así fue como llegó a materializar el negocio de su vida: la industria automotriz. De ahí en adelante, Geely no ha dejado de crecer y sus ventas se multiplican. Hoy es la mayor empresa automotriz privada de China. En 2005, Daewoo y Geely firmaron un acuerdo para desarrollar vehículos en Asia. Pero el golpe maestro internacional lo dio Geely en 2010 cuando compró Volvo a la automotriz norteamericana Ford por 9000 millones de euros. A la marca sueca Volvo, que atravesaba una dura crisis, le vino bien el cambio de dueño. Manejada por Li Shufu, no solo salió de la crisis, sino que además logró un récord histórico de ventas seis años después (2016): 534 000 unidades. Unas 91 000 de ellas se quedaron rodando en China. Geely siguió apostando por la marca sueca: a finales de 2017 obtuvo el 8,2 % de las acciones de la división de camiones AB Volvo (segundo fabricante de camiones del mundo). Li expresó en un comunicado oficial: «Estamos encantados de ser el mayor poseedor de capital de una empresa que muchos consideran líder mundial en aspectos como el desarrollo, la fabricación y las ventas de vehículos comerciales». Las compras de Geely Tres años después de hacerse con Volvo (2010), Li Shufu compró London EV (el fabricante de los taxis de Londres) en 2013. Luego, en 2017, compró también la automotriz británica de autos deportivos Lotus Cars, así como la marca Proton, de Malasia, fabricante de autos y motos. Además, sumó a Geely la firma de origen sueco Lynk & Co., dedicada a la conectividad en internet. Igualmente compró Polestar, un fabricante de autos eléctricos premium y de alto rendimiento, con sede en Gotemburgo, Suecia. El paso más reciente e importante de Zhejiang Geely Holding Group Co., Ltd fue hace cuatro años (2018), al convertirse en el mayor accionista de Daimler AG (fabricante de los vehículos Mercedes-Benz). En una soberbia jugada, Geely se hizo del 9,7 % de las acciones de la automotriz alemana, para así desplazar a Kuwait, dueño del 6,8 %.

es-cu