De la MINIATURA a la marina, y de VUELTA a la ESCALA

DESDE PEQUEÑO, SU PADRE LE COMPRABA MODELOS DE BARCOS PARA ARMAR VELEROS DE GUERRA. HOY, CAPITÁN DE MARINA JUBILADO, SE APASIONA POR LA CREACIÓN DE NAVÍOS A ESCALA

Por Loriet Gómez Mejias Fotos: Cortesía de Octavio Céspedes Calaña

2022-09-26T07:00:00.0000000Z

2022-09-26T07:00:00.0000000Z

Exclusivas Latinoamericanas

https://revistasexcelencias.pressreader.com/article/282905209437021

MODELISMO

Un aproximado de 30 modelos cuenta la creación de barcos a escala de Octavio Céspedes Calaña, capitán de marina jubilado y colaborador de la revista Mar y Pesca, justamente en la sección de modelismo. Desde los cinco o seis años comenzó a apasionarse por este mundo y aún hoy lo disfruta a lo grande. «Mis creaciones siguen una línea general: son réplicas de naves que existieron, especialmente en los albores de la navegación. La inspiración surge cuando veo fotos, grabados o maquetas que me agradan. Bueno, también cuando tengo los materiales para hacerlas». Y es que para Octavio cada creación tiene un significado simbólico. Si para muchos son meros juguetes o simples ornamentos que llegan a ser fáciles de comercializar por el nivel de detalles y la calidad de la obra, para él «constituyen pequeños dioramas de buques o embarcaciones que tuvieron determinada notoriedad o fueron famosos, como es el caso de uno de los más reproducidos, el malogrado Titanic». El proceso creativo le es entonces muy gratificante. Primero, se construye una idea mental de lo que quiere lograr. Y con la mayor seguridad asevera «eso no es complejo, pues he sido marino desde los 16 años y navegué mucho en varios tipos de barcos. Sé dónde va cada cosa». Lo segundo es calcular los materiales necesarios. «En mi caso, sustituir lo usual por algo parecido. Lamentablemente en Cuba no hay comercios dedicados a la venta de útiles para modelismo. Todo hay que hacerlo con material reciclado. Lo mismo con los pegamentos, pinturas y acabados». Yo me atrevería a opinar que la inventiva y la creatividad ingeniosa se incorporan como elementos esenciales y de realce. Por último, qué destino tiene el modelo terminado. «Varía: puede ser para exponer; para regalarlo, como sucede a menudo; o simplemente para mí, para disfrutarlo». En cuanto a la escala, aunque prefiere las pequeñas y miniaturizar, depende de la información disponible. Si hay planos, perfecto. Si solo hay fotos antiguas o grabados, hay que sacar bastantes cálculos para que el resultado sea creíble. Todo un experto, del mar y del arte de lo pequeño. Y como experto resulta voz autorizada para ofrecer consejos útiles a los modelistas noveles, y hasta a los más experimentados. «Desde el 2015 comencé a escribir para Mar y Pesca, no solamente sobre modelismo, sino de otros temas de interés marítimo. Me ayudó mucho en los temas de redacción y organizar las ideas. Pero la fuente de intercambio es con reuniones periódicas de modelistas (de todo tipo) que auspicia el museo de Arqueología de la Oficina del Historiador. Ahí coinciden los creadores dedicados a temas navales, aeronáuticos, ferroviarios, autos, edificios, y más». Uno de los infortunios de la pandemia ha sido la limitación de estos encuentros, pero se irán reanudando de manera paulatina. Cual defensor a ultranza de su vocación, considera que su mayor logro radica en que los modelos que han salido de sus manos sean apreciados por muchas personas, sobre todo niños y jóvenes, que desconocen por completo que existe esta mezcla de arte y entretenimiento o hobby. Un experto que cree prudente aclarar que lo que hace es modelismo estático (dioramas). «La otra variante del modelismo se denomina "dinámico", pues sus piezas son capaces de navegar y hacer maniobras en lagos, estanques o el mar. Sus cultores se reúnen periódicamente para disfrutar de sus naves, aunque también participan en exposiciones y encuentros». A futuro, prevé seguir con su afición, mientras la salud lo permita. De igual manera, pretende continuar ofreciendo consejos y sugerencias a los que inician, por lo que constantemente anota ideas o experiencias a modo de borrador. No caben dudas de su valía y sapiencia. Excelencias del Motor agradece sobremanera la oportunidad.

es-cu