PROYECT GTP HYPERCAR

LO VEREMOS COMPETIR, POR PRIMERA VEZ, EN ENERO DE 2023 EN LAS ROLEX 24 HORAS DE DAYTONA, EN ESTADOS UNIDOS; LUEGO, EN JUNIO, PARTICIPARÁ EN LA MÍTICA CARRERA FRANCESA DE 24 HORAS DE LE MANS, LA MÁS FUERTE DE TODAS

Por Willy Hierro Allen

2022-12-26T08:00:00.0000000Z

2022-12-26T08:00:00.0000000Z

Exclusivas Latinoamericanas

https://revistasexcelencias.pressreader.com/article/281487870431160

SÚPER AUTOS

Cadillac, la marca de lujo de la compañía americana General Motors (GM), ha vuelto al escenario de competición, tras 20 años de ausencia, para correr en los campeonatos mundiales de resistencia (en 2023): el WEC (en la nueva categoría LMP, que sustituye a la antigua LMP1) y el IMSA (en la categoría GTP, que reemplaza a la DPi). El Cadillac Proyect GPT Hypercar es un esfuerzo conjunto desarrollado por Cadillac Design, Cadillac Racing y Dallara Automobile, empresa de Diseño y construcción de chasis para el automovilismo, fundada por G. P. Dallara en 1972, en Varano de' Melegari, cerca de Parma, Italia. Siempre ha fabricado elementos para autos de carreras. Así, «Cadillac Racing tendrá la oportunidad de demostrar su capacidad, artesanía y tecnología», comentó el vicepresidente global de Cadillac, Rory Harvey, refiriéndose al regreso de la marca al escenario del circuito de las carreras mundiales. Y por supuesto que todos luchan para llevar el Cadillac Proyect GTP Hypercar a lo más alto del podio. Este hypercar presenta señales de diseño que nos remiten a los vehículos de carretera más icónicos de la firma. Se nota, por ejemplo, en el frente del auto, que tiene los clásicos faros orientados verticalmente, los que bajan en cascada por el frente. Asimismo, muestra los paneles bien definidos de la carrocería, los cuales evocan también a los modelos más modernos de la marca. La forma del auto cuenta con protuberancias afiladas que asoman por encima de las salpicaderas delantera y trasera. Pero lo curioso es que estas piezas no están unidas al cuerpo principal del automóvil. Asimismo, destaca una aleta alta transparente que divide la cubierta trasera y se une al alerón. El Project GTP es significativamente más ancho que los autos de carrera de primera clase actuales, y está claro que apunta a la utilización de la fibra de carbono forjada por todos lados, desde el divisor delantero, los umbrales laterales, la cubierta del motor y el difusor trasero. Chris Mikalauskas, diseñador creativo principal de exteriores de Cadillac, explica que «el Project GTP Hypercar es una convergencia única de forma y función y muestra la estética de futuro de alto rendimiento de Cadillac. Tenemos mucho más por venir, desde el próximo coche de carreras hasta increíbles vehículos de producción». El motor será (según se dijo) un V8 completamente nuevo, especie de la reedición del potente V8 de bloque pequeño, de 5,5 L (5 500 cc) que monta el modelo Dpi-VR, su pariente más cercano en cuanto a rendimiento y funcionalidad, aunque con ajustes para cumplir normativas de la categoría donde competirá. A saber, entre estas normativas está una potencia nominal al eje trasero, que fluctúa entre 644 y 697 caballos de fuerza, con un máximo de 10 000 rpm, al tiempo que todo el motor tiene que caber, de manera transversal, dentro del chasis y su producción de ruido no debe ser mayor a 110 dB. Por su parte, Laura Wontrop Klauser, gerente del programa competición de GM, dijo: «Competir por la victoria general en Le Mans con una marca estadounidense icónica como Cadillac es un honor. Todo el equipo está emocionado de continuar construyendo el legado de carreras de Cadillac compitiendo contra los mejores a nivel internacional y en la carrera más dura del mundo». Con esta nueva joya, Cadillac espera ser un rival a la altura de las expectativas en una competencia donde habrá famosas e importantes marcas que buscan ganarlo todo, tales como Lamborghini, Acura, BMW, Porsche y Ferrari, quienes trabajan arduamente para desarrollar autos capaces de llevarlos a conquistar el legendario campeonato de las carreras de larga duración.

es-cu