¿Es bueno usar un ACEITE MÁS «GORDO» en autos con alto kilometraje?

AUNQUE SE ACEPTA QUE UN AUTO TIENE ALTO KILOMETRAJE CUANDO HA RECORRIDO MÁS DE 100 000 KM, PARA MÍ LO IMPORTANTE ES SABER QUÉ USO TUVO Y CUÁN CORRECTO Y PROACTIVO FUE SU MANTENIMIENTO. LES EXPLICO EL PORQUÉ

Por Alexis Vega Jiménez

2022-12-26T08:00:00.0000000Z

2022-12-26T08:00:00.0000000Z

Exclusivas Latinoamericanas

https://revistasexcelencias.pressreader.com/article/283128547938232

LUBRICANTES

El término está asociado a que el motor ha llegado a un nivel de desgaste por encima del permisible. En este estado aumenta el consumo de lubricante, las temperaturas de operación, el gasto de combustible, baja la presión de aceite, se pierde potencia y, todo esto, impacta en el medio ambiente. Lo aconsejable aquí es reparar el motor y reintegrarle su vitalidad, pero la realidad económica cubana priva a nuestros choferes de piezas de recambio, por lo que muchos no encuentran solución inmediata. Esto les genera un alto costo por kilómetro, sumado a la pérdida de productividad. ¿Qué hacer entonces? Si no puedes reparar el motor, probablemente usar un aceite más viscoso (gordo), como el Súper Multi 25W-60 de CUBALUB, sea la manera de continuar su explotación. ¿Cómo ayuda? Con la alta viscosidad disminuye el consumo de aceite. La estanqueidad que se logra en la cámara de combustión, producto del sellado más hermético, posibilita menos fugas de gases. Esta disminución hace aumentar la presión dentro del cilindro y con ello la Potencia Indicada del motor. Si las pérdidas energéticas necesarias para vencer la nueva viscosidad propuesta no son significativas comparadas con la ganancia en la Potencia Indicada y —por tanto— en la Potencia Efectiva, entonces podemos afirmar que se logra también un balance energético positivo. Cabe decir que, a consecuencia de la mejora en la Potencia Efectiva, el consumo horario de combustible también se beneficia. Ahora bien, debido a la mayor resistencia al flujo del nuevo producto, la presión de aceite sube, solo que esto no necesariamente significa incremento del caudal, que es con quien se logra aumentarle la velocidad al fluido dentro de los conductos para que lubrique, refrigere y limpie mejor. Desde luego que, si aumenta la presión, también lo hará el consumo de potencia de la bomba, pero a estas alturas ese tipo de análisis quizá no le interese al dueño, pues lo que intenta es mantener trabajando un motor «casi muerto». Hay que alertar que cuando migramos a un aceite altamente viscoso, si bien los componentes mecánicos tienen gran desgaste y permiten estos «ajustes», el filtro de aceite nunca se cambia por otro de diseño o prestaciones distintas. La válvula de alivio de presión podría abrirse si en la práctica se excede el valor de diseño. Ese aceite pasaría sucio, sin filtrar. Un desequilibrio de este tipo puede ser tan grave como para hacer colapsar el filtro, romper el tubo central o que la empaquetadura se salga por sobrepresión mientras el motor trabaja. En fin, emplear un aceite más «gordo» para extender la productividad de un equipo es una alternativa temporal, pero debe ser la excepción y no la regla: los aceites muy viscosos no «arreglan» las piezas desgastadas, simplemente influyen sobre indicadores de desempeño del motor haciendo que mejoren respecto a los logrados con otro menos viscoso. Reparar es lo mejor.

es-cu