• Innovadora: Crear e innovar respetando las tradiciones, pero sin dejar de mirar a las nuevas tendencias. •

CON EL LIDERAZGO DE LA UNIÓN NACIONAL DE BARTENDERS, LA COCTELERÍA DOMINICANA ASPIRA A CONVERTIRSE EN UN REFERENTE VALORADO, RESPETADO Y ADMIRADO A NIVEL MUNDIAL

POR: JUAN FEBLES FOTOS: CORTESÍA DEL AUTOR

2023-01-12T08:00:00.0000000Z

2023-01-12T08:00:00.0000000Z

Exclusivas Latinoamericanas

https://revistasexcelencias.pressreader.com/article/281676849017140

BARRA ABIERTA

República Dominicana, país líder en turismo del Caribe, sirve diariamente varias decenas de miles de cocteles, que son consumidos en su mayoría por los más de seis millones de turistas que visitan ese hermoso país. Pero a pesar de ese volumen, a la fecha de hoy ningún coctel de elaboración local ha trascendido hasta el punto de ser identificado como parte de los atractivos turísticos de la media isla. Con el liderazgo de la Unión Nacional de Bartenders (UNABAR), República Dominicana está apostando por desarrollar una nueva coctelería que trascienda a nivel nacional e internacional y así convertirla en otro atractivo de ese bello y hospitalario país. Para ello ha hecho un diagnóstico y posteriormente, de conjunto con mixólogos, bartenders profesionales, productores de bebidas alcohólicas, hoteles, bares, restaurantes, mercadólogos y expertos en desarrollos de marcas y productos gastronómicos, se han puesto en marcha una serie de estrategias que permitan lograr los objetivos trazados para los próximos cinco años. Una de las acciones más importantes fue la identificación de un perfil deseado de la nueva coctelería dominicana, estableciendo una guía que oriente a los bartenders dominicanos sobre la preparación de una nueva generación de cocteles que cuenten con una serie de características que permitan que estos puedan conquistar el gusto de los diferentes consumidores y, por ende, popularizarse. En ese sentido, se han establecido tres pilares para la nueva coctelería en República Dominicana. COCTELERÍA CARIBEÑA CON PRIORIDAD EN LO LOCAL: Desarrollar una coctelería con visión global, dentro del contexto caribeño, que priorice el uso de ingredientes locales para apoyar la producción nacional y también aprovechar mejor la gran variedad de ingredientes de origen internacional a los que tiene acceso el país por las características de su economía. La variedad de productos del sector agrícola dominicano es inmensa, pero estos son subutilizados en la coctelería, por lo que lograr que miremos más a nuestro campo y la agroindustria nacional, sin duda apoyará la economía del campo y comercio local, garantizándole una demanda que motive al productor a invertir para mejorar la productividad y competitividad. También, incentivar a que la industria local produzca, con la asesoría de bartenders, nuevos productos que enriquezcan la oferta de sabores únicos que puedan ser utilizados en la coctelería. COCTELERÍA INTELIGENTE: Este pilar de la nueva coctelería dominicana busca generar cocteles basados en el gusto del consumidor; una coctelería sabrosa pero que sea amigable para quien la vende y quien la prepara. Además, que sea sustentable para el establecimiento donde se vende. Las características principales de una coctelería inteligente son: • Replicable con facilidad: Que los cocteles puedan ser preparados por cualquier bartender y los aficionados en cualquier parte del mundo, que los ingredientes sean de fácil acceso y que la cristalería o recipiente que se utilice sea de uso común o fácilmente sustituible. • Sostenible: Que utilice lo más que pueda los ingredientes de su entorno y que obtenga el máximo provecho de ellos para que su preparación cause el menor daño posible al medio ambiente. COCTELERÍA DE SABOR EQUILIBRADO: Con este pilar se busca impactar el paladar de un público extenso mediante una propuesta de cocteles que se adapten a diferentes tipos de preferencias de sabor, aunque se sabe que encontraremos preferencias por los sabores dulces, afrutados, secos, amargos y hasta un poco agrios. Se propiciará por medio de capacitación, campamentos de creatividad y competencias, la creación de cocteles con un sabor equilibrado que pueda adaptarse al paladar de la mayoría de los consumidores y que a la vez cuenten con las características del tipo de coctel (aperitivo, digestivo, tropical, etc.) que se desea crear. Convertir a la coctelería dominicana en un referente valorado, respetado y admirado a nivel mundial no será una tarea fácil, y se reconoce que, para lograrlo, debe haber un esfuerzo multisectorial donde todos pongan su aporte. A sabiendas de eso, UNABAR ha desarrollado un plan estratégico que incluye a todos los “públicos de interés” y hace grandes esfuerzos para involucrar al Estado, comerciantes de bebidas alcohólicas e insumos no alcohólicos (nacionales e internacionales), sector agrícola, fundaciones, hoteles, bares, restaurantes, las academias, los bartenders y, claro está, a los clientes. Sin dudas, si la coctelería dominicana se fortalece serán muchos los beneficiados, ya que podría convertirse en otro atractivo turístico del país y generaría dinamismo en la cadena de valor que impacta a ese sector. Esperen ver noticias muy pronto en torno a su coctelería; al parecer están haciendo algo que nunca se había hecho en parte alguna del mundo.

es-es