Publication:

Excelencias Turísticas del caribe y las Américas - 2021-11-01

Data:

Cuba vuelve al ruedo del turismo mundial.

VIAJES

TEXTO: JORGE COROMINA SÁNCHEZ FOTOS: ROLANDO PUYOL / ARCHIVO EXCELENCIAS

Un tuit de la Oficina de la Unión Europea en Cuba, fechado el 20 de marzo de 2020, anunciaba a los ciudadanos de ese país que la isla cerraba sus fronteras al turismo internacional y garantizaba la salida de los turistas que se encontraban en el país. «La medida entrará en vigor desde este martes 24 de marzo, por 30 días prorrogables», concluía el post en la red social Twitter. Pero las prórrogas se sucedieron una tras otras, y no era para menos. El mundo se iba paralizando poco a poco a manos de la pandemia del nuevo coronavirus, que rápidamente pasó a ser conocida como la COVID-19. El turismo en todo el mundo cesó, y Cuba no fue la excepción. Dieciocho meses después, la mayor isla del Caribe informaba, a través de una nota del Ministerio de Turismo (Mintur), que a partir del 15 de noviembre se inicia la reapertura gradual de las fronteras cubanas, ahora que la situación finalmente lo permite. Cuba ha comenzado a controlar la enfermedad, reduciendo significativamente las cifras de contagios y fallecimientos diarios. Quizás por eso, y a diferencia de otros destinos caribeños que también dependen de los ingresos del turismo, la isla no ha querido apresurar la tan esperada reapertura de su industria sin chimeneas. Con tres vacunas ya autorizadas para su uso en emergencia por la autoridad regulatoria nacional, y en espera de la aprobación por parte de la Organización Mundial de la Salud, más otros dos candidatos vacunales en fases de ensayo clínico, Cuba espera haber vacunado a poco más del 90% de su población para el momento de la reapertura de sus fronteras. Esto la situaría en una posición privilegiada en la región a la hora de abrir nuevamente las compuertas a los viajeros internacionales, especialmente de Canadá y Europa, que esperan ansiosos por la llegada de ese momento. «Cuba ha creado todas las condiciones necesarias para la esperada reapertura al turismo internacional, uno de sus pilares económicos, y lo ha hecho apostando por un turismo responsable y una vuelta a la normalidad dentro de la nueva normalidad», expresaba recientemente el ministro del ramo en la isla, Juan Carlos García Granda, en conferencia de prensa celebrada en el Centro de Prensa Internacional del Ministerio de Relaciones Exteriores en La Habana., quien agregó que, se prevé que el volumen de operaciones previsto a partir del 15 de noviembre le permita al país recibir 100 000 visitantes internacionales antes de fin de año. En lo que va del presente año, la isla solamente ha recibido 200 000 turistas extranjeros. SEGURIDAD SANITARIA Y CIUDADANA SIEMPRE EN EL CENTRO Como un destino apetecido, que en 2019 recibió 4.2 millones de visitantes, la seguridad siempre ha sido uno de los atributos primordiales de Cuba, elemento que los turistas toman muy en cuenta ante una decisión de viaje y que, en estos tiempos de pandemia, adquiere una mayor connotación. Cualquier encuesta o reseña de viaje que se hace acerca de Cuba habla de su cultura, su colorido, sus playas paradisíacas, sus hoteles y su pueblo. Pero un denominador común entre los viajeros es siempre la mención a la seguridad de la isla, tanto ciudadana como de sanidad. Meliá e Iberostar, dos de las principales cadenas españolas en la isla, y que por mucho poseen las principales inversiones en la nación caribeña, han ratificado una vez más sus apuestas por el mercado cubano, destacando que Cuba es un destino seguro para cualquier vacacionista. El subdirector regional de Meliá, Francisco Campos, declaraba hace unas semanas que, desde la llegada del coronavirus, la hotelera española optó por definir protocolos que están siendo implementados junto a las medidas diseñadas desde el Ministerio de Turismo cubano. «En el caso de Cuba, tenemos ventajas importantes, pues hoy Cuba cuenta con varios candidatos vacunales e incluso una vacuna aprobada [ahora tres], y está vacunando. Ya 3.500 trabajadores en activo de las instalaciones tienen las tres dosis, lo que representa un 95% del total», decía Campos. Por su parte la cadena Iberostar, con más de 25 años de presencia en Cuba y una veintena de hoteles en el país, ha inaugurado una nueva instalación en Cayo Cruz. El Coral Level at Iberostar Selection Esmeralda, un hotel cinco estrellas ubicado en primera línea de Playa en Cayo Cruz, que pertenece al nuevo concepto Coral Level de la compañía, es la más reciente apertura que la cadena tiene prevista en el país como parte de su apuesta por el destino y por mantenerse como referente de la oferta de calidad en Cuba y en todo el Caribe. Otra cadena hotelera que mantiene su apuesta por el destino Cuba es Muthus Hotels MGM, quien ha informado que dos de sus propiedades —de las cinco que posee en la isla— reabrirán sus puertas a partir del próximo 1ro. de noviembre. Estas son el Gran Muthus Rainbow en Cayo Guillermo y el Grand Muthus Almirante Beach en Guardalavaca, Holguín. LOS PRINCIPALES POLOS YA ESTÁN LISTOS Varadero y la cayería norte cubana, dos pilares del desarrollo turístico de la isla, trabajan intensamente en asegurar las condiciones para la reapertura paulatina al turismo internacional. Rigurosos protocolos sanitarios aplicados en el destino, en función del bienestar y la salud de los visitantes que eligen a Varadero para vacacionar, han sido clave para garantizar la seguridad de los turistas que, hasta este momento y en su mayoría rusos, han estado visitando a una de las mejores playas del mundo desde el pasado 18 de abril, fecha a partir de la cual el principal balneario cubano se ha mantenido operando ininterrumpidamente. «El turismo cubano ha rediseñado sus procesos, pues hoy, más que nunca, se impone la seguridad de los destinos y nuestros clientes son protegidos con las medidas es tablecidas, lo que para nosotros es de vital importancia. Disfrute y salud constituyen las principales prioridades», afirmaba la delegada del Mintur en Matanzas, Ivis Fernández Peña. Varadero opera actualmente al 17 por ciento de su capacidad, con 15 hoteles en explotación, pero se espera que para la segunda quincena de diciembre alcance el 70 por ciento, teniendo en cuenta los aforos aprobados. LAS ESTRATEGIAS DE RETORNO YA ECHARON A ANDAR Al otro lado de la cadena de valor turístico, los turoperadores, las aerolíneas y las agencias de viajes ya han comenzado a diseñar sus estrategias de retorno a uno de los destinos más buscados por sus clientes. Desde el mes de octubre, se reanudaron los vuelos entre Canadá y Cuba mediante la aerolínea canadiense OWG, cubriendo las rutas a Cayo Santa María en Villa Clara, Trinidad y Cienfuegos en la región central, Holguín, Santa Lucía en Camagüey, y Santiago de Cuba. Otra aerolínea canadiense, Sunwing, que había restablecido sus vuelos a Cuba desde Toronto y Montreal en diciembre de 2020 y tuvo que cancelar sus operaciones apenas un mes después, anuncia ahora que reinicia sus vuelos desde Ottawa a cuatro destinos de sol y playa de Cuba en noviembre: Cayo Coco, Holguín, Cayo Santa María y Varadero. Otras aerolíneas que ya han reanudado sus vuelos son la canadiense Air Transat, con vuelos desde Toronto y Montreal hacia Holguín y la mexicana Viva Aerobus, con vuelos charteres entre Cancún y Cayo Coco. De forma general, el Ministerio de Turismo de Cuba (Mintur) informó que se mantiene la conectividad aérea de las líneas regulares procedentes de Europa, como Iberia, Air France y un grupo de vuelos chárter. Además, Cubana de Aviación ya anunció el reinicio de sus rutas tradicionales hacia Argentina y España, y Turkish Airlines ha reiniciado su servicio a La Habana. El mercado ruso, que desde hace meses ha estado visitando Cuba de manera asidua y con incrementos visibles en la turoperación, reforzará los viajes a la isla desde varias ciudades de la Federación Rusa. Respecto a las aerolíneas norteamericanas, que desde el año 2015 acaparan buena parte de las operaciones en el mercado cubano, tendrán autorización de parte de las autoridades cubanas para reanudar sus vuelos a Cuba, tanto en La Habana como en el resto de los aeropuertos internacionales de la isla. Desde el 15 de noviembre, los 10 aeropuertos internacionales del país estarán listos para el incremento de los vuelos, sin la realización de pruebas PCR en las terminales aéreas y la eliminación de la cuarentena obligatoria para los viajeros que entren al país a partir del 7 de noviembre. Sobre las medidas a adoptar al arribo al país, Cuba asegura a los viajeros internacionales que los protocolos que regirán a partir de la reapertura estarán centrados en la vigilancia de pacientes sintomáticos y la toma de temperatura y se reconocerá el certificado de vacunación que presenten los pasajeros, si bien se realizarán test rápidos de manera aleatoria. Con todo esto sobre la mesa solo resta esperar el momento anunciado. Una vez más, Cuba regresa al ruedo del turismo mundial.

Images:

© PressReader. All rights reserved.