Publication:

Excelencias Turísticas del caribe y las Américas - 2021-11-01

Data:

Por la ruta del viajero británico

ESPECIAL

TEXTO: LAURA RODRÍGUEZ LEÓN, LICENCIADA EN TURISMO FOTOS: ARCHIVO EXCELENCIAS

UNA DE LAS FORMAS PRINCIPALES QUE CARACTERIZA EL EMPLEO DEL TIEMPO LIBRE PARA LOS RESIDENTES DEL REINO UNIDO ES LA REALIZACIÓN DE SUS VACACIONES ANUALES, EN LAS CUALES LOS DESTINOS DE IBEROAMÉRICA Y EL CARIBE ANGLÓFONO ADQUIEREN CADA VEZ MÁS RELEVANCIA La región de Iberoamérica y el Caribe —incluidas todas sus islas—, constituye un área de inmensa riqueza natural, cultural y patrimonial. Puede presumir de su inmenso potencial turístico, lo que hace posible el desarrollo de actividades tan variadas como atractivas. Tradicionalmente, el turista Británico ha manifestado un gran interés por esta región, que ya venía en ascenso en los últimos cinco años. En la nueva normalidad posCOVID-19, este mercado de viajes, uno de los más consolidados del mundo tanto por su volumen de emisión como de gastos, continúa su tendencia a preferir los viajes fuera del continente europeo, y en especial los destinos de sol y playa con vacaciones Todo Incluido, el turismo de naturaleza y la aventura; así como el náutico y de cruceros. También busca los viajes para visitar amigos y familiares, segmento de mercado meta en la recuperación poscovid; y crece el interés por experimentar vivencias locales. Si bien vale mencionar que el viajero británico se decanta en un primer momento por destinos europeos cercanos y clásicos como España para salir de vacaciones, pues, por ejemplo, desde que el Reino Unido anunció el levantamiento de la cuarentena las reservas hacia España aumentaron un 400%, también ha incrementado su interés por América Latina y el Caribe, sobre todo por los antiguos territorios insulares bajo dominio británico. La pandemia de COVID-19 provocó que muchos de los destinos turísticos, incluyendo los del Caribe, fueran colocados en la lista roja de sus principales países emisores, lo que significa que son destinos considerados peligrosos por la pandemia. Sin embargo, en la más reciente actualización de su listado, Reino Unido anunció que desde el 1ro. de noviembre los siete países (todos de Lati noamérica) que quedaban en zona roja serían eliminados, lo cual implica que, al retornar de estos países, los británicos ya no tienen que pasar cuarentena en un hotel; y gracias a la evolución favorable de la situación epidemiológica y a la temporada alta de invierno se habilitan varios destinos, no solo del Caribe anglófono sino también de Iberoamérica, antes restringidos para ellos como Anguila, Antigua y Barbuda, Islas Baleares, Barbados, Islas Vírgenes Británicas, Islas Caimán, Dominica, Granada, Madeira, Montserrat, Islas Pitcairn, Turks y Caicos, Cuba, República Dominicana, entre otros, todo lo cual deviene un gran incentivo para los viajes. Estos datos son alentadores en tanto evidencian que las condiciones para viajar son cada vez más favorables. Por ejemplo, cinco millones de británicos visitaron las islas Baleares antes de la pandemia de COVID-19, y en la actualidad estas islas ya tienen bandera verde para ellos, quienes en diversas entrevistas a su arribo a las Baleares manifiestan llevar mucho tiempo esperando por esa posibilidad. El establecimiento de protocolos de seguridad en cada uno de estos destinos y la exigencia de requisitos tales como la va cunación, cuarentenas, pruebas obligatorias, cobertura de seguro de viaje o alguna combinación de esas reglas para proteger no sólo a los viajeros sino también a la población, así como la paulatina apertura cumpliendo las normativas sanitarias, son fundamentales para generar confianza y seguir motivando los viajes. Expertos consideran que el interés de los británicos por el Caribe para la temporada de invierno es alto. Por otro lado, es muy importante mencionar un evento como la feria Mundial de Turismo de Londres (la famosa WTM por sus siglas en inglés), a realizarse del 1 al 3 de noviembre de 2021 en la capital británica de manera presencial, y del 8 al 9 de noviembre en un entorno virtual, y considerada una de las tres mayores bolsas del comercio turístico mundial. Este evento constituye la mejor oportunidad para emisores y receptores de concertar sus operaciones a mediano y largo plazo. En un contexto como el actual, marcado por la emergencia de la industria tras casi dos años de pandemia, la ocasión se pinta a la perfección para los destinos turísticos de sol y playa de Iberoamérica y el Gran Caribe (fundamentalmente los territorios insulares) para captar a aquellos viajeros que procuran unas vacaciones en ambientes naturales, relajantes y seguros, entre ellos los codiciados británicos. Como es habitual los destinos del Caribe insular estarán bien representados en la cita, tanto por sus oficinas de turismo, como en el stand de la Organización de Turismo del Caribe. Una planificación estratégica elaborada e integral de los recursos con que cuentan los países y una adecuada propaganda de las facilidades en la región son fundamentales para continuar atrayendo al turista inglés, sobre todo teniendo en cuenta que este es un cliente organizado que planifica su viaje con tiempo de antelación.

Images:

© PressReader. All rights reserved.