Publication:

Excelencias Turísticas del caribe y las Américas - 2021-11-01

Data:

Manta

LUGAR CON ENCANTO

TEXTO: REDACCIÓN EXCELENCIAS FOTOS: ARCHIVO EXCELENCIAS

ESTA ENCANTADORA CIUDAD DE MAR CUENTA CON EL PRINCIPAL PUERTO TURÍSTICO, MARÍTIMO Y PESQUERO DEL PAÍS, DONDE OCURREN LA MAYORÍA DE LAS RECALADAS DE CRUCEROS DEBIDO A SUS CONDICIONES GEOGRÁFICAS. TERRITORIO DE ATRACCIONES MUY VARIADAS, VISITARLO ES SIEMPRE UNA VIVENCIA ÚNICA Para los viajeros que arriban a la costa oeste ecuatoriana, Manta es un destino que enamora. Cada territorio tiene su identidad, y el de esta urbe, en la provincia de Manatí, es una impresionante combinación de encantos naturales y desarrollo comercial potenciado por su estratégica ubicación geográfica, a la cual se debe el calificativo que la distingue como «La Puerta del Pacífico». Entre el 25 y el 28 de noviembre de este año, la ciudad será la sede de Discover CIT, la Convención Internacional de Turismo más importante de Ecuador. En su tercera edición, el evento ha programado más de una decena de actividades cuyo propósito es reactivar y dinamizar el turismo en ese país sudamericano, a partir de los desafíos que enfrenta el sector actualmente. Previo al impacto de la COVID-19, Manta había incursionado con éxito en el turismo de negocios y recibía a 25 000 viajeros internacionales cada año por los cruceros que llegan al puerto. Sin el caudal de atractivos que la identifican, estarían incompletos los encantos de Ecuador, la magia que cautiva a los visitantes en busca de nuevas experiencias y que, una vez conocida la región, les hace regresar. ¿QUÉ SEDUCE DE ESTA TIERRA Y LA CONVIERTE EN UN ESCENARIO PRIVILEGIADO? Como suele ocurrir con las ciudades costeras, el mar irradia la vida del territorio. Manta cuenta con uno de los puertos marítimos más llamativos para el turismo, donde ocurren la mayoría de las recaladas de cruceros en la nación debido a sus condiciones geográficas. Con un canal de acceso directo a los muelles internacionales, la terminal dispone de espacios para recibir y dejar pasajeros frente a la entrada principal próxima al malecón, que agrupa diversas áreas comerciales y de servicios. Valorada como uno de los puntales administrativos, económicos, comerciales y financieros de Ecuador, la urbe también se distingue por sus balnearios. Entre los más hermosos y acogedores sobresale especialmente playa Murciélago. Con cerca de 1 700 metros de extensión, es una de las más visitadas, en una zona de infraestructura hotelera y variados restaurantes donde pueden degustarse exquisitos platos. La posibilidad de practicar deportes acuáticos en sus cristalinas aguas, como el surf y el buceo, también representa una opción muy sugerente para los turistas y residentes locales. Otras playas populares en Manta son Santa Marianita y San Lorenzo. La primera de ellas, por su ubicación geográfica que recibe los mejores vientos, se considera el principal escenario entre quienes desean iniciarse en el kitesurfing o aquellos que tienen más experiencia en este deporte. San Lorenzo, también destino de referencia para los surfistas, posee una amplia gama de restaurantes y alojamientos, y constituye santuario de anidación de tortugas marinas durante la temporada alta de septiembre a diciembre. Los amantes de los entornos naturales que destacan por su biodiversidad, vivirán en El Pasaje del Mono experiencias inolvidables. Pulmón verde de la urbe, este sendero se extiende a lo largo de 1,5 kilómetros en la zona del bosque húmedo de Pacoche, cuyas montañas conservan vestigios arqueológicos de la cultura manteña. Junto al sendero El Faro —800 escalones hacia una vista espectacular del océano—, El Pasaje del Mono es uno de los espacios más relevantes del Refugio de Vida Silvestre Pacoche. Esta área protegida, creada en el 2008, atesora 5045 hectáreas de ecosistemas terrestres, 8500 de ambientes marino costeros, y en ella se puede disfrutar de múltiples actividades como la fotografía, caminatas, paseos en bicicleta y en canoa, avistamiento de aves, natación, y buceo de superficie y de profundidad. Un recorrido por el acervo de la provincia de Manabí propone el Museo Centro Cultural Manta. La instalación, fundada en 1962, muestra a través de diferentes piezas el vínculo entre la historia manteña y su identidad contemporánea. Las salas de exposiciones se complementan con otras iniciativas y espacios: talleres artesanales, auditorio, sala de lectura, tienda de publicaciones y artesanías. Como exponentes del patrimonio de la ciudad, destacan asimismo los museos Etnográfico Cancebí (culturas aborígenes regionales) y Pacocha (cultura aborigen local). Considerados centros emblemáticos de la vasta herencia cultural de Ecuador, permiten apreciar objetos de gran valor histórico, medios de vida tradicionales de sus pobladores y galerías con muestras arqueológicas. Además de ser el primer puerto turístico, marítimo y pesquero del país, Manta cautiva por las delicias de su gastronomía. Sopas marineras, pescado frito, ceviche de camarones, y otros platos elaborados con productos típicos del cantón, devienen un auténtico gozo para el paladar. Experiencia que puede ser aderezada con recorridos por mercados como el de Los Esteros y Playita Mía, especializado en mariscos. Conocer un territorio de atracciones tan variadas es siempre una vivencia única. Es cierto que no hay una sola forma de «descubrir» Manta. Pero si debiéramos sugerirle alguna recomendación, es que la visite con todos los sentidos prestos al disfrute. Los amantes de los entornos naturales que destacan por su biodiversidad, vivirán en El Pasaje del Mono experiencias inolvidables. Pulmón verde de la urbe, este sendero se extiende a lo largo de 1,5 kilómetros en la zona del bosque húmedo de Pacocha

Images:

© PressReader. All rights reserved.