Hamel la mística contra el olvido

TODAVÍA LATE FUERTE EN EL CALLEJÓN DE HAMEL LA OBRA DE SALVADOR GONZÁLEZ, QUIEN SUPO CAPTAR CON EXCELENCIA EL ARTE DE LA AFROCUBANIDAD

TEXTO: REDACCIÓN EXCELENCIAS FOTOS: ROLANDO PUYOL Y ARCHIVO EXCELENCIAS

2022-11-10T08:00:00.0000000Z

2022-11-10T08:00:00.0000000Z

Exclusivas Latinoamericanas

https://revistasexcelencias.pressreader.com/article/281865827448909

SUMARIO

Cayo Hueso tiene el color y el sonido del Callejón de Hamel, paradigmático barrio que ocupó la segunda portada de la Revista Excelencias Turísticas del Caribe y las Américas, ya con 25 años recién cumplidos. Este 2022 volvemos a recorrer los famosos 200 metros que abarca entre las calles Aramburu y Hospital, en Centro Habana, y su misticidad nos envuelve, aunque sepamos que no encontraremos por allí físicamente a Salvador González, el hombre que dio vida a este lugar en 1990, cuando iniciaba una de las décadas más difíciles para Cuba. A este país, en 1990, le urgía tener fe y mucha esperanza. Lo que vendría luego, conocido como período especial, pasaría a la historia nacional como una de las épocas más difíciles de sobrepasar debido a una profunda crisis económica. Justo en ese contexto, ante la mirada asombrada de vecinos y transeúntes, aparece el primer mural en la vía pública dedicado a la cultura afrocubana. Era 21 de abril. Ahora, tantos años después, es posible que, aunque ese no fuera su objetivo inicial, el Callejón de Hamel no deje de estar en ninguna de las guías de turismo sobre La Habana o Cuba. La curiosidad que despierta, y la que le hace justicia con su ambiente mágico, se sustenta sobre un profundo trabajo de promoción del arte y la cultura desde la afrocubanidad. A un año del fallecimiento de su creador, esa partida hacia el plano espiritual que eternizó su legado, Excelencias propone esta suerte de decálogo para la comprensión del Callejón más conocido de nuestra capital. DECÁLOGO PARA VISITAR EL CALLEJÓN DE HAMEL 1. NO DEJES DE IR EL DOMINGO Entre las actividades más conocidas de este proyecto cultural comunitario está la Peña de la Rumba, que se realiza todos los domingos desde las 12:00 del mediodía hasta las 3:00 de la tarde. Uno de los grupos anfitriones es Rumba Morena, conformado exclusivamente por mujeres bailarinas, cantantes y percusionistas. La agrupación había sido fundada en 1984 en el emblemático barrio habanero de Jesús María. Tiempo atrás formaron también parte de estas agitadas tardes el grupo Clave y Guaguancó, Los muñequitos de Matanzas y Rumba Tá. 2. PREGUNTA POR SALVADOR GONZÁLEZ ESCALONA Todos allí conocen al pintor, escultor y muralista Salvador González Escalona, artista fundador del Callejón…, fallecido en 2021. González Escalona hizo todo lo posible por preservar el legado de los negros esclavos. A periodistas nacionales e internaciones contó, en reiteradas ocasiones, que la forma en que nació este proyecto fue muy natural. Uno de los vecinos le pidió que le pintara la fachada de su casa, pero al ver el estado de las demás, las adoptó como lienzo. Salvador González Escalona ostentaba el Premio Excelencias del Arte por su consagración al trabajo con la comunidad y la importante contribución hecha a través de su obra a la interpretación de la cultura popular cubana y su identificación con la sociedad popular afrocubana. 3. DISFRUTA DE LA GRAN GALERÍA AL AIRE LIBRE Unos 200 metros de fachadas y los más inverosímiles objetos dibujados, constituyen la gran exposición artística que es en sí mismo el Callejón de Hamel. Dioses y orishas, animales y símbolos espirituales, frases de una profunda inteligencia popular, refranes, poemas, fragmentos de libros y leyendas sobre la vida, la dignidad, el amor, … de todo hay en ese gran mural. 4. PARTICIPA EN LOS RITOS RELIGIOSOS En el Callejón, para vivir la experiencia completa, existe un Nganga, sitio sagrado donde se celebran los ritos de la religión de Palo Monte. También tienen lugar simulacros de otras creencias como la Regla de Osha o la Sociedad Secreta Abakuá. Salvador decía que «No existía ningún proselitismo religioso, sino simplemente la acción de hacer una obra mural, de carácter didáctico, que correspondiera a la esencia de la cultura cubana». «Quería contribuir con mi obra a la información porque lamentablemente no se hablaba mucho del tema. Empecé entonces a trabajar y a afrontar lo que viniera», decía. 5. AVERIGUA SOBRE EL PROGRAMA DE LA SEMANA De manera general, en el Callejón… se escucha música todo el tiempo, pero también hay un amplio programa de actividades pues se organizan conciertos breves usualmente al mediodía o en la tarde. En 1993 comienzan a realizarse actividades sistemáticas para todas las edades. A lo largo del tiempo, artistas como Merceditas Valdés, Celeste Mendoza, Yoruba Andabó, Clave y Guaguancó, entre otros, han tenido un espacio allí. 6. CONVERSA CON LOS VECINOS, INTERACTÚA Interactuar con los vecinos de Cayo Hueso es posible que te deje un recuerdo imborrable. Tanto ancianos como jóvenes podrán contarte cómo era el barrio antes, y cómo se transformó con la apertura de este proyecto. Conocerás, además, que las principales transformaciones de la comunidad fueron financiadas con los ingresos de la venta de la obra de Salvador. Así se transformó un barrio caracterizado por el deterioro habitacional, la baja escolaridad y el predomino de familias disfuncionales, en un sitio para el disfrute de la cubanidad y el folclor. 7. CONOCE LAS ACTIVIDADES PARA NIÑOS Y DE REINSERCIÓN SOCIAL Parte del corazón del Callejón lo conforman las actividades diseñadas para los niños. En el lugar también se le ha garantizado trabajo a no pocos jóvenes, quienes muchas veces colocan sillas, pintan, ayudan con el audio para las actividades, etc... Por períodos se han abierto igualmente talleres de arte para niños; y se le han dado segundas oportunidades a personas con antecedentes penales que buscan reinsertarse a la sociedad. 8. PROFUNDIZA EN LOS ORÍGENES DEL LUGAR El Callejón de Hamel toma su nombre de Fernando Belleau Hamel, ciudadano de origen franco-alemán, cuya embarcación a principios de siglo XX encalló entre las costas de Pinar del Río y La Habana. Hamel, tiempo después, compró este pedazo de calle, donde ubicó un negocio de materia prima y fundición. Abrió las puertas aquí a la población negra y china. «No pienso que yo elegí este espacio, este espacio me eligió a mí», decía Salvador González Escalona sobre este espacio, después de conocer que Hamel había comprado el terreno a un español también llamado Salvador. 9. LLÉVATE UN RECUERDO Como en muchos otros sitios hacia los que existe una gran afluencia de turistas, poco a poco en los alredores del Callejón… se ha desplegado una red de vendedores a los que puedes comprar souvenirs a tono con la temática predominante en el lugar. También te puedes llevar de recuerdo una planta medicinal. Las formulaciones de ellas derivadas constituyen la más tradicional medicina cubana. 10. CUÉNTALE TU EXPERIENCIA A OTROS Los comentarios de los viajeros en Tripadvisor, Google, Trivago o Booking, dan fe del reconocimiento internacional alcanzando por este rincón habanero que cual insólita galería rinde tributo a los orishas a partir de obras de arte nacidas de restos de bañeras antiguas, bicicletas viejas y las paredes.

es-cu