Viajar entre volcanes, reverenciar la naturaleza

LAS ISLAS GALÁPAGOS Y LA AVENIDA DE LOS VOLCANES SON DOS DE LAS MÁS GRANDES ATRACCIONES QUE POSEE ECUADOR

TEXTO: REDACCIÓN EXCELENCIAS

2023-01-11T08:00:00.0000000Z

2023-01-11T08:00:00.0000000Z

Exclusivas Latinoamericanas

https://revistasexcelencias.pressreader.com/article/282239489730673

DESTINO

Hay tantos volcanes en Ecuador que es difícil precisar el número exacto. En dependencia de su nivel de actividad, ubicación, tamaño, etc. los expertos dicen una u otra cantidad; pero lo cierto es que se cuentan por decenas, y que esa belleza salvaje y la potencial amenaza de humo y lava hacen del país un destino perfecto para los aventureros de todo el mundo. Surcado de norte a sur por una sección volcánica de la cordillera de los Andes –al oeste de los Andes con el Golfo de Guayaquil y una llanura boscosa, y al este, con la Amazonía– Ecuador posee una vasta riqueza natural: es el territorio con mayor biodiversidad por km²del planeta, el país con la más alta concentración de ríos por km² en el mundo, y la mayor parte de su fauna y flora vive en más de 25 áreas protegidas por el Estado. Además, a unos mil kilómetros al oeste de la costa están las Islas Galápagos, con la biodiversidad más densa del planeta. Precisamente, el desarrollo de un turismo ecológico, altamente respetuoso de la Tierra, es otro plus para el país que encanta a sus visitantes: fue la primera nación en tener los derechos de la naturaleza garantizados en su Constitución. A ello se suma la posibilidad de estar a la misma vez en los dos hemisferios, pues la línea equinoccial o paralelo 0° atraviesa el país y divide los territorios continental e insular en dos. La Ciudad Mitad del Mundo, ubicada en la prefectura de la provincia de Pichincha, atrae a turistas que buscan la tradicional foto sobre la línea divisoria (aunque no se corresponde con el lugar exacto, ya señalado exactamente mediante GPS, sin embargo, ¿qué más da?). Ecuador es un referente en la región en cuanto a la recepción de turismo internacional, sobre todo estadounidense, porque ofrece además fantásticos balnearios como Salinas y Atacames, con hermosas y acogedoras playas, hoteles de primera categoría, clubes, bares, discotecas y centros deportivos. Otras opciones que se pueden encontrar en el país son los baños en aguas minerales y sulfurosas (Baños de Agua Santa); y actividades turísticas de aventura como rafting, kayaking, canyoning, escalada en roca, salto de puentes, paseos a caballo, caminatas ecológicas, canopy, ciclismo de montaña, etc. Si se sabe que también tiene valores arqueológicos y arquitectónicos envidiables entonces es difícil resistirse a las invitaciones de las páginas especializadas que lo ubican entre los países imperdibles a la hora de conocer América del Sur. LOS PIES DONDE SE GESTÓ LA TEORÍA DE LA EVOLUCIÓN Charles Darwin quedó tan impresionado cuando sus pies recorrieron el Archipiélago de Colón, que sus observaciones y apuntes le permitieron materializar la teoría de la evolución. Desde entonces hasta hoy, las también conocidas como Islas Galápagos, en razón de las enormes tortugas que tienen allí su hábitat natural, no dejan de arrancar suspiros a los apasionados del mundo natural. Considerado como la mayor atracción científica y turística de Ecuador, así como la más famosa, este archipiélago del océano Pacífico está conformado por 13 grandes islas volcánicas, 6 islas más pequeñas y 107 rocas e islotes, y posee una increíble variedad de especies endémicas. Cientos de miles de turistas llegan cada año a Galápagos, pero las autoridades son muy celosas con que se cumplan rigurosos protocolos para no poner en riesgo el equilibro de este ecosistema. En 1959, las Galápagos fueron declaradas parque nacional, en 1986 el mar que rodea a las islas fue declarado reserva marina; en 1978, la Unesco las incluyó en la lista de Patrimonio de la Humanidad, y en diciembre de 2001 se amplió esta declaración también para la reserva marina. Según la World Heritage Convention, de la propia Unesco, «estas islas de origen volcánico y su reserva marina circundante son un museo y un laboratorio vivientes de la evolución, únicos en el mundo. «Las Galápagos están situadas en la confluencia de tres corrientes oceánicas y concentran una gran variedad de especies marinas. Su actividad sísmica y volcánica ilustra los procesos de su formación geológica. «Estos procesos, sumados al extremo aislamiento del archipiélago, han originado el desarrollo de una fauna singular con especies como la iguana terrestre, la tortuga gigante y numerosas especies de pinzones». A pesar de su belleza abrumadora y lo virginal de su paisaje, las Islas Galápagos no son un destino inaccesible; si bien las opciones de alto estándar, como los cruceros, son las más promocionadas, con paquetes que incluyen lujosos alojamientos, es perfectamente posible hacer el viaje por cuenta propia, pues numerosos vuelos comunican el continente y el archipiélago y hay muchos hostales económicos. UNA AVENIDA DE VOLCANES Fue otro naturalista, el científico alemán Alexander Von Humboldt, quien nombró como Avenida de los Volcanes a la cadena de estos que atraviesa Ecuador a lo largo de unos 300 km, con unos 70 volcanes, y casi un tercio de ellos aún en activo. Esta ruta es una paraíso para los fotógrafos y para los turistas inquietos, pues hace imposible aburrirse; multitud de paisajes, desde los fértiles valles hasta los de roca y lava, y nieve, se muestran ante el visitante. Entre los más célebres volcanes están el Chimborazo, el más alto del mundo medido desde el centro de la Tierra; el Cotopaxi, el segundo volcán activo más alto de Ecuador, a tan solo una hora y media de Quito; y el Cayambe, el tercero más alto de la Avenida. Asimismo, el volcán Quilotoa posee una laguna de aguas turquesas, dentro de su cráter, que lo ha hecho célebre mundialmente, y que puede navegarse en kayak. Merecen también ser visitados el Sangay, el Antisana, casi siempre cubierto de nieve; el Iliniza Sur, el Tungurahua y El Altar. Muchos de estos volcanes están ubicados dentro de parques nacionales o reservas naturales; el modo más cómodo de recorrerlos es viajando en el Tren de los Volcanes. La espectacular ruta comienza en la estación Eloy Alfaro de Chimbacalle y termina en Quito y su centro histórico, uno de los mejor conservados de Sudamérica.

es-cu