10 ciudades inteligentes en Iberoamérica

EN LOS ÚLTIMOS AÑOS SE IMPONEN CADA VEZ CON MÁS FUERZA LOS DESTINOS TURÍSTICOS INTELIGENTES (DTI), UN MODELO EN EL QUE SE COMBINAN MEJORAS EN LA COMPETITIVIDAD Y EN LA SOSTENIBILIDAD

TEXTO: HILDA RODRÍGUEZ FOTOS: ARCHIVO EXCELENCIAS

2023-01-11T08:00:00.0000000Z

2023-01-11T08:00:00.0000000Z

Exclusivas Latinoamericanas

https://revistasexcelencias.pressreader.com/article/282291029338225

CUBA CONVOCA

¿Se está imponiendo un cambio de modelo en la industria del ocio? Cada vez son más los que así lo afirman al plantear que se está pasando de «destinos turísticos» a «destinos turísticos inteligentes» (DTI), un concepto que remite a aquellos sitios del mundo listos para optimizar su competitividad a la par que desarrollan estrategias de sostenibilidad. Aunque todavía falta para que se expanda su aplicación, este modelo pudiera ser una buena apuesta desde ahora, pues cada vez son más los viajeros interesados en conocer lugares en los que se potencie el crecimiento económico, la inclusión social y la preservación ambiental. Existe un texto de cabecera empleado con frecuencia al abordar los DTIs. Se trata de El libro blanco, editado en 2015 por la empresa Segittur, pionera en innovación para el sector turístico, y en el cual se abordan los cuatro ejes temáticos que inciden en que un destino pueda ser catalogado, o no, como «inteligente»: innovación, tecnología, sostenibilidad y accesibilidad. PAUTAS GENERALES PARA SER UN DESTINO INTELIGENTE Promocionar un sitio como destino inteligente conllevará a que los viajeros lleguen hasta allí esperando que se cumplan determinados criterios. El primero de ellos es que se trate de un lugar innovador, con una infraestructura tecnológica considerada de avanzada, pues los DTIs son pensados para turistas con un perfil exigente, informado, hiperconectado, multicanal y fan a las tecnologías. También deben garantizar el desarrollo sostenible, ser accesibles para personas en situación de discapacidad, optimizar la integración e interacción con el entorno, tener una buena calidad de la experiencia e impactar en la calidad de vida de los locales. Asimismo, deberán cumplir las reglas básicas del turismo: los turistas serán el objetivo principal, aunque sin descuidar el beneficio del residente, se trabajará de conjunto con el gobierno y con el sector privado, transparentará la información generada, defenderá el derecho de intimidad del visitante y cuidará de la preservación de la infraestructura de sus instalaciones. De acuerdo con la Red de Destinos Turísticos Inteligentes, surgida desde el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo de España y la empresa Segittur, en Iberoamérica existen algunos buenos ejemplos de ciudades inteligentes. Madrid, Barcelona, Valencia y Sevilla, en España; Buenos Aires, en Argentina; Santiago de Chile, Ciudad de México; Medellín, en Colombia; Montevideo, en Uruguay; y Porto Alegre, en Brasil, son diez destinos inteligentes en la región de los cuales usted querrá saber si le interesan o le intrigan estas nuevas tendencias. Los expertos señalan que estas ciudades aplican soluciones digitales que buscan satisfacer las expectativas del turista para el que ahora trabajan. Así es como en muchas de sus ofertas de alojamiento finalmente ofrecen aplicaciones celulares, Wi-fi gratuito, pagos vía móvil, tecnología NFC, códigos QR, tecnología RFID, wearable technologies, realidad virtual, cloud computing, realidad aumentada, internet of Things (IoT), monedas virtuales, entre otras muchas ideas. En el caso de las redes sociales, por lo general existe una interacción más cercana con los clientes. Se registran acciones como el etiquetado de personas en lugares, fotografías y actividades georreferenciadas; la búsqueda de información sobre locaciones de interés o la evaluación de destinos. También el uso de la inteligencia turística se ha convertido en un eje estratégico que impulsa el comercio, rentabiliza las inversiones y potencia el empleo estable y de calidad. Tanto los turistas como la tecnología han evolucionado, la mejor oferta calidad-precio ha dado paso a la conciencia del viajero sobre el impacto que genera en el lugar al que viaja y a otros factores como la seguridad sanitaria. Actualmente, los turistas tienen en cuenta parámetros como la sostenibilidad y la eficiencia del hotel que eligen para alojarse, conceptos que los destinos turísticos tienen que comprender y adoptar.

es-cu