Y en los labios alcanzó la perfección

CELEBRIDADES DEL ORBE HAN ENCONTRADO EN COHIBA LA SATISFACCIÓN DE DEGUSTAR EL MÁS ESPLÉNDIDO DE LOS HABANOS. PARA MUCHOS DE ELLOS, ESTE PLACER VA ASOCIADO A LA CELEBRACIÓN DE SUS MÁS RUTILANTES TRIUNFOS

TEXTO / FABIO MARTÍN FOTOS / ARCHIVO EXCELENCIAS

2022-09-05T07:00:00.0000000Z

2022-09-05T07:00:00.0000000Z

Exclusivas Latinoamericanas

https://revistasexcelencias.pressreader.com/article/284459987548593

Personalidades

Incontables son las personalidades del mundo del entretenimiento y el deporte que sucumben ante el hechizo incomparable de un Cohiba. Sean fumadores regulares o no, suelen los famosos hacer gala del disfrute proporcionado por esta marca de Habanos, considerada como la mejor del mundo. Uno de los grandes embajadores de este sello es también un ícono del deporte. Michael Jordan ha declarado abiertamente el placer que siente al degustar un Cohiba. Su preferencia no es fortuita: todos los que conocen sobre la vida del astro del básquetbol saben que es un experto si de tabacos se trata. Otra estrella que en el universo de los aros se destaca por apreciar un buen Cohiba es Stephen Curry. Su imagen con un Behike 54 entre los labios recorrió el mundo entero tras su victoria frente a los Cavaliers de Cleveland en 2017. Según dicen, dicho Habano estaba destinado a ser prendido un año antes, pero, ante la derrota de su equipo en 2016, el miembro de los Golden State Warriors demoró su encendido hasta que este fuera digno de la ocasión. Y si a estos grandes enamorados de la marca se suma el nombre de Phil Jackson, pareciera que Cohiba ha nacido para deleitar a los grandes del básquetbol. Este ganador de dos campeonatos de la NBA, sin dudas sabe con certeza lo que hace cuando opta por uno de ellos. No solo estrellas del basquetbol se permiten el lujo de disfrutar de este Habano. Al golfista español Miguel Ángel Jiménez le pareció insuficiente la fruición de un buen Cohiba, por eso se fue dos veces al sitio donde lo torcían en Cuba en busca de la magia que le daba origen al Habano y, tras intentar armar el suyo, concluyó que era más difícil que ganar muchos hoyos. El campeón de cuatro Ryder Cup suele ser captado por las cámaras en los terrenos de golf con su sempiterno tabaco entre los labios, dando la impresión de que no hay reto insuperable si se goza de varios placeres a la vez. AMBROSÍA PARA LAS ESTRELLAS Ante la seducción de la marca no solo caen rendidos exitosos deportistas con ánimo de celebrar sus grandes triunfos... La sensualidad y el glamour femeninos también ceden en virtud de sus encantos. Fe de ello dio la actriz Demi Moore en una entrevista cuando reconoció ser vulnerable ante la excelencia de las pequeñas vitolas de Cohiba como Panetelas y Siglo II. «Me gusta el sabor y disfruto el olor de un buen Habano. Me relaja. Es una gran actividad social, porque hay algo acerca de degustar un Habano que se siente como una celebración», confesó. La afición hacia los Habanos por Beyonce es también conocida en todo el mundo. Según dicen, ha sido vista fumando Cohiba Espléndidos, de la icónica marca. Para el mundo, que encuentra inspiración año tras año en la apariencia de la cantante Rihanna, no pasó inadvertido el gusto de la intérprete por los Habanos. Es de dominio público su predilección por el Cohiba. La actriz Whoopi Goldberg nunca ocultó su pasión por los Habanos, si bien prefiere los más pequeños, se sabe que enciende un gran Cohiba de vez en cuando. Las famosas Naomi Campbell y Paris Hilton, así como el clan Kardashian, fueron fotografiadas en La Habana exhibiendo en sus manos y bocas algunas de las vitolas de la afamada marca. Otras estrellas del cine, en este caso masculinas, tampoco son capaces de privarse de las delicias provistas por un buen Cohiba. En ese caso están Tom Selleck y Jack Nicholson, ambos atraídos por un clásico como el Cohiba Robustos, mientras Danny De Vito, Bruce Willis y Pierce Brosnan son algunas de las más reconocidas personalidades atraídas por su calidad. Mel Gibson, por su parte, sabe de sobra que degustar un Cohiba entraña un placer que complementa la felicidad de recibir un premio Oscar. Según el actor Stephen Baldwin, la noche en que Gibson mereció los dos galardones, repartió Cohiba Robustos a las personas que estaban en su Hotel de Beverly Hills. Otros que han presumido en sus redes sociales de su atracción hacia esta marca son los cantantes y productores musicales Usher, Ludacris y Kanye West. ALABADO EN SU PROPIA TIERRA Reconocido es el gusto por Cohiba de los laureados músicos Leo Brower y Chucho Valdés, quien ha expresado que gusta fumarlos para componer, pues «puede proporcionar sensaciones y energías muy positivas»; y se sabe de aquel que le profesó la diva del Buena Vista Social Club, Omara Portuondo. Así también el reconocido saxofonista cubano César López, sin regodeos y con esa particular alegría criolla, ha dicho que Cohiba, «esa maravillosa marca, la marca líder de Cuba y del mundo, es el Habano más rico que se ha inventado». No hay dudas de que la elección por este Habano de los que pueden distinguir de entre lo bueno lo mejor, pone de manifiesto su calidad insuperable.

es-cu